La firma STAR -Bonifacio Echeverría S.A.


Instalaciones de Star Bonifacio Echeverría S.A. en Eibar a principios de la década de los años 60 del siglo XX


La STAR, Bonifacio Echeverría S.A., fue una empresa española dedicada a la fabricación de armas, especialmente de armas cortas. Radicada en Éibar, Guipúzcoa (España), la cual,hundía sus raíces en la tradición armamentística de que goza esta ciudad y en general,toda la comarca del Bajo Deva. La tradiciónal fabricación de armas, junto con la fama internacional del acero español, llevó a esta industria a tener un gran mercado y un buen número de seguidores y entusiastas de sus productos, sobre todo en Estados Unidos y Canadá y en especial de sus pistolas y revólveres que se ha mantenido ,incluso,mucho tiempo después de que la Star hubiese desaparecido. Las armas de la Star han formado parte del armamento oficial del ejército y las policías de España y de otros muchos países. El subfusil que se fabricó, en cualquiera de sus diferentes versiones a lo largo del tiempo, era básico en la complementación de cualquier cuerpo que utilizara armas cortas como parte de su dotación habitual, simple, ligero y eficaz. Fue el preferido de muchas policías y militares.
A finales del siglo XIX José Cruz Echeverría, padre del Julián Echeverría y de Bonifacio, tenía un taller donde fabricaba armas de avancarga. Los dos hijos siguieron en la fabricación de armas y Julián patentó un sistema de pistola automática que empezaron a fabricar sobre 1905. En 1908 lanzan al mercado una pistola basada en un modelo de 1900 de la casa Mannlicher con un calibre de 6.35 mm. Julián Echeverría abandonó la empresa al hacerse cargo de la dirección de la Escuela de Armería, mientras su hermano Bonifacio amplió y mejoró las instalaciones. En 1914 salió el modelo 1914 (notar que el nombre del modelo y el año de lanzamiento son el mismo, esto es una característica que se mantendría en toda la historia de la empresa) que básicamente era una mejora del modelo anterior, sobre todo en la parte ergonómica. Este modelo sería el elegido por el ejército francés en una versión de calibre 7,65 mm. Le llamaron Pistolet automatique, type Star. En 1919 se colocó el nombre de STAR en todas las armas que se fabricaban y se registraron también las marcas Izarra y Estrella (las tres palabras, en inglés, castellano quieren decir lo mismo).
La primera pistola que se fabricó en prototipo se llamaba Izarra.
El final de la Primera Guerra Mundial llevó a la cancelación de los pedidos que tenían de Francia y se buscó la salida comercial de clonar el Colt 1911.En 1919 Bonifacio Echeverría se interesaba por la patente de la casa belga Fabrique Nationale sobre la pistola Colt Md. 1911. La intención del eibarrés era realizar una mejora para producir una pistola más al gusto de Eibar. Se decidió cambiar la ubicación de las instalaciones y se construyeron nuevos pabellones de Torrekua, comenzándose a fabricar subfusiles y otro tipo de armamento además de las pistolas.


Pistola STAR Mod. 30M,producción conmemorativa para las Fuerzas de la Armada

El 13 de abril de 1931, Éibar se adelanta al resto de las ciudades españolas y proclama la Segunda República. STAR sigue en la fabricación de armas y exporta la mayoría de la producción, dedicando una buena parte de ella a suministros para el ejército de diversos países.
Durante la Guerra Civil, Éibar quedó en la parte leal al gobierno de la República hasta que cayó en abril de 1937. La STAR pasó a manos de los insurrectos y después de la guerra se recupera la producción. Los subfusiles Si35 y TN35, que se fabricaron en los años 1930, fueron los pioneros de una serie que llegaría hasta los años 1990. Sirvieron en la Guerra Civil Española ;pero no tuvieron éxito en el mercado internacional, fundamentalmente inglés y estadounidense, por su complejidad. Le siguió el Z45, que fue el subfusil reglamentario del Ejército español por muchos años, hasta que fue sustituido por el Z62.
El Z45, muy parecido al MP40 alemán, montaba culata de madera, en algunos modelos larga y en otros corta, y también un culatín extensible. Se exportó a muchos países, como Chile, Cuba, Portugal y Arabia Saudí.
Con la experiencia conseguida con el Z45, a finales de los años 50 se comenzó a desarrollar una nueva generación de subfusiles que se comercializaría en 1963 y se llamaría Z62, para el modelo que utilizaba munición de calibre 9 mm. Parabellum (Luger), Z63 para el que utilizaba 9mm largo (9mm Bergmann-Bayard) (al final se denominó Z62 a ambos modelos). Se caracterizaba por una mayor simplicidad de manejo, tanto durante el combate como para fines de adiestramiento, a la vez que se asegura su gran robustez y seguridad de funcionamiento. Sustituyó al Z45 como arma reglamentaría del ejército español hasta 1970. Pesaba 2,650 kg sin cargador y tenía una cadencia de fuego de 550 disparos por minuto. Una modernización del producto dio lugar al Z-70 y a su variante Z-70B, cuya diferencia fundamental estaba en la forma de seleccionar el modo de tiro, semiautomático o automático, que en el Z70 se efectúa mediante un gatillo disparador de dos lunas (si se aprietan ambas, el tiro es automático) y en la variante B mediante una palanquilla lateral. Por lo demás es muy parecido a su antecesor. El Z70 se realizó sólo para munición del calibre 9 mm. Parabellum (Luger).
En 1975 salió el Z75 que es la tercera, y última, generación de subfusiles de la STAR. Incorporaba características modernas parecidas al M23/25 checo y se asemejaba superficialmente al Uzi. Se realizó sólo para munición del calibre 9 mm. Parabellum (Luger).
La evolución del Z75 dio lugar al Z84, que se hizo en calibres de 9 mm Parabellum (Luger) y 9 mm. Largo (Bergmann-Bayard). Aunque se declaró como arma oficial del ejército, para sustituir a los Z70, y parece ser que se adquirieron algunas unidades, al parecer no se llegó a distribuir, ya que se pasó de los Z70 a los MP-5 y G36 extranjeros. La selección de tipo de tiro se realizaba con un botón lateral y tenía una cadencia de 550 disparos por minuto. Se exportó a varios países extranjeros, tanto para los ejércitos como para la venta comercial. En los años 1980 lanzan el modelo de subfusil Z-84 basado en una versión anterior llamada Z-75, que se diferenciaba de los anteriores en la utilización de material plástico para su realización, lo que aligeraba el peso y le daba más fiabilidad. En pistolas se desarrolla la serie S que tiene la característica de tener el armazón de aluminio, con la consiguiente reducción de peso, y una carcasa de 15 balas en el cargador, pero destacaba que no necesitaba ser corrido el cerrojo para iniciar el disparo (como el revólver).



La fábrica en el año de su cierre

Echeverría creó una pistola de calibre 6,35mm que sirvió de base a otros modelos. Con un armazón claramente inspirado en el Colt y una corredera que recuerda a la italiana Beretta. Para 1929 se habían desarrollado modelos con calibres de 6,35mm, 7,65mm y 9mm.
La de calibre 7,65mm, denominada «modelo policía o sindicalista», comenzó a ser utilizada por los sindicalistas de la CNT en Barcelona y Zaragoza. Se extendió rápidamente debido a su pequeño tamaño, que permitía llevarla colgando por la pernera del pantalón atada a una cuerda. Para acceder a ellas se realizaba un agujero en el bolsillo.
La coyuntura internacional y la entrada de España en la Comunidad Económica Europea, así como la relajación de la dirección al jubilarse Bonifacio Echeverría y caer la dirección en un gabinete poco motivado, llevaron a la empresa a endeudarse.
La crisis acabó con todo el sector del arma corta en España.
La crisis se plasma en una reducción de plantilla, de 411 trabajadores que tenía la empresa en 1975 ya había quedado reducida a 141 en 1993 y se planteaba deshacerse de la otra mitad. El control de las acciones pasa al gobierno vasco, que junto con otros socios privados (que tenían un total del 46% de las acciones) se plantean el realizar el relanzamiento de la empresa. Las acciones del gobierno pasan a manos de los trabajadores y el presidente del Comité de Empresa, perteneciente al sindicato ELA, se convierte en el gerente. Se hace una lista de despidos, que afecta fundamentalmente a trabajadores de los sindicatos CC.OO. y UGT. Esta posición de ELA es apoyada por el sindicato LAB, mientras que el gobierno se inhibe. El despido es denunciado por los sindicatos afectados ante los tribunales de justicia y ganan la demanda (el juicio se celebró el 27 de febrero de 1997), viéndose obligada la empresa a readmitir a los trabajadores despedidos. La respuesta es el cierre de la STAR, el 27 de mayo de 1997, dejando una deuda inmensa, a los trabajadores una media de 5 millones de pts. por individuo. Acogiéndose al plan de reestructuración del arma corta, y quedando fuera del mismo GABILONDO (controlada por el PSOE), fundan una nueva empresa en Amorebieta, producto de la fusión con ASTRA (ASTAR = AStra + sTAR), en donde los trabajadores debieron de invertir 1 millón de pts. Esta empresa no llegó a culminar el año de vida. Una pequeña parte de los trabajadores de la STAR montaron una pequeña empresa de reparación de pistolas llamada Iparguns.


Diferentes catálogos de época de la firma STAR

Modelos más significativos,salidos de la casa STAR:

Pistolas


* 1905: patente de una pistola semiautomática del tipo hammerless calibre 6,35mm.

* Modelo 1908: copia del Mannlicher Model 1901 en 6,35 mm. Modelo 1914: pistola del tipo
* Ruby calibre .25 ACP, sistema Mannlicher mejorado calibre 7,65 mm para el ejército francés.

* Izarra: pistola del tipo hammerless calibre .25 ACP, producida entre 1905 y 1906 en pequeñas series. En .32 ACP de 1914 hasta 1921 de tipo Ruby.

* Estrella: Modelo 1908, producido entre 1908-1914, de pistolas Mannlicher.

* Modelo Star 1919: Star mod. 1919, cal 7,65mm y 6,35mm, sistema Mannlicher, muy compacto, conocido como pistola de los sindicalistas de la CNT (anarquista) y UGT (socialista).
* Modelo Star 1920: pistola de ordenanza de la Guardia Civil.
* Modelo Star 1921: Décima generación de las pistolas de ordenanza de la Guardia Civil. Fuerte variación del Modelo 1920. No hay más seguridad del percutor sobre la culata, se vuelve a forjar el cañón para que sea más resistente, una seguridad del cargador, un aspecto que se asemeja al Colt M1911.

* Modelo STAR A-40 o Modelo Star 1922: pistola semiautomática de simple acción del 9mm largo, producida entre 1921 y 1945, pistola reglamentaría de la Guardia Civil.
* Star Modelo B
Modelo
* Star 1931:
Modelo Star IN-1934: calibre 9mm corto, sistema Mannlicher, fabricado para la policía.
* Modelo Star A Super

* Modelo Star B
* Modelo Super-Star: pistola de simple acción producida de 1946 a 1983. Fue un hito en la fabricación de la empresa.
* Modelo SUPER-S: pistola idéntica a la Super-Star en calibre .380 ACP y de dimensiones muy reducidas.
* Modelo Star BG

* Modelo Star BKS
* Modelo Star BM

* Modelo Star BKM: pistola de simple acción 9mm Parabellum, producida de 1972 a 1997, modelo idéntico al STAR BM pero con armazón realizado en aluminio de aviación.
Modelo Star C:
* Modelo Star D

* Modelo Star E
* Modelo Star F

* Modelo Star H
* Modelo Star I
* Modelo Star M
* Modelo Star P
* Modelo Star S pistola de simple acción .380 ACP producida de 1940 a 1983, reensamblado del Modelo A, pero en muy pequeñas dimensiones.
* Modelo S para uso militar.

* Modelo Star SS
* Modelo S destinado al mercado civil.

* Modelo Star M28
* Modelo Star M30

* Modelo Star M3
* Modelo Firestar

* Modelo Ultrastar

* Modelo Megastars
* Modelo Star Model 316


Subfusiles

* Modelos Si35, RU35 y TN35: Estos modelos se diferencian por la cadencia de tiro y diseño de alguna pieza. Usados en la guerra civil española.
* Modelo Z-45: Contiene partes de madera (culata y guardamanos) y hay una versión de culatín plegable similar al MP40 alemán. Se incorpora el cargador de 30 balas. Sirvió en España, Cuba, Chile, Portugal y Arabia Saudí. Es utilizado por primera vez en combate en la Guerra de Sidi Ifni.
* Modelos Z-62 y Z-63: Entran en servicio en 1963 y su diferencia más notoria es que el Z-62 usa munición del 9 largo y el Z-63 munición de 9mm Parabellum. Tienen diferencias de diseño interno, pero por fuera son prácticamente idénticos. No hay partes de madera y son completamente metálicos, lo cual les hace mucho más robustos.
* Modelos Z-70 y Z-70B: Se adopta en estos modelos el calibre 9mm Parabellum tras el ingreso de España en la OTAN y ambos modelos incorporan el cargador de 30 balas.
* Modelo Z-75: Se incorporan materiales plásticos para aligerar el arma. Cambia radicalmente el diseño y se asemeja al Uzi. Se hacen mejoras de diseño en los mecanismos.

* Modelo Z-84: Se equipa con algunas unidades al Ejército español, pues se supone que el Z-84 sustituiría a los antiguos modelos, pero fue relegado por el MP-5. También se fabricó una versión comercial del 9 Largo. Cargadores de 20 y 30 balas.


Fuente:wikimedia

(Más información por Igor GOÑI MENDIZABAL) (2007)

Empresa eibarresa dedicada eminentemente a la fabricación de armas de fuego (1905-1997). Bonifacio Echeverría (1859-1951) tras varios años de aprendizaje en diversas empresas de Eibar comenzó a trabajar con su padre José Cruz (1833-1909) fabricando revólveres para otros fabricantes de la localidad. En 1905 Bonifacio decidió incorporar a la empresa - denominada Echeverría e Hijo- a su hermano Julián (1875-1948) con el objeto de explotar los diseños de pistola que éste había patentado inspirándose en la pistolas Mannlicher austriacas. Así, como resultado de esta colaboración, en 1908 comenzó la producción de las primeras pistolas Star, marca registrada en aquel mismo año.

Tras el fallecimiento de su progenitor en 1909 se incrementó la participación de Julián en la empresa que paso a denominarse "Bonifacio y Julián Echeverría", dedicándose el primero a la dirección de la empresa mientras que el segundo se centró en el diseño de nuevos modelos de arma.

Pero esta colaboración fraternal fue efímera pues, a pesar del éxito de las pistolas que estaban fabricando, Julián decidió abandonar la sociedad cediendo sus patentes, aunque siguió percibiendo una comisión por la venta de sus diseños. A partir de 1914 ocupó la dirección de la recién creada Escuela de Armería de Eibar cargo en el que se mantuvo hasta 1938. Tras el abandono de Julián la empresa quedó a cargo de Bonifacio quien además de aportar su nombre a la denominación social, amplió la gama de modelos e incrementó la dimensión de la empresa.

Durante la Primera Guerra Mundial (1914-1918), al igual que otras empresas armeras vascas, "Bonifacio Echeverría" vendió grandes cantidades de armas a los aliados, especialmente al ejército francés. Por aquellos años el número de obreros del taller rondaba la cincuentena y además de sus pistolas Star, también vendió importantes cantidades de pistolas tipo Eibar utilizando la marca Izarra. En reconocimiento a su colaboración a Bonifacio Echeverria le fue otorgada por el gobierno francés la Medalla de Oro en julio de 1917.

Durante la crisis de posguerra, al igual que Unceta y Cía. de Gernika-Lumo, consiguió hacerse un hueco en los exigentes mercados oficiales. A pesar de no lograrlo en el caso del ejército, que optó por el arma propuesta por la firma vizcaina, sí que obtuvo la victoria en el concurso para dotar de una pistola reglamentaria a la Guardia Civil en 1922. Esto le permitió asegurarse unos niveles de venta mínimos durante los años veinte y treinta en los que la industria armera estaba atravesando una de las peores crisis de su historia.

Aunque se dieron algunos pasos hacia la diversificación de la industria, las armas siguieron siendo su producción principal, y fue una de las empresas, junto a Beistegui Hermanos y Unceta y Cía., que consiguió adentrarse en el pujante mercado chino de la época con un nuevo modelo de pistola ametralladora.

En 1923, a la edad de 65 años, Bonifacio Echeverría dejó su puesto en la dirección de la empresa. Valentín Suinaga, familiar de su esposa, desempeñó a partir de entonces el cargo de director de diseño y producción, mientras que otro miembro de la familia, Isaac Irusta, se encargó de la dirección administrativa de la fábrica, puesto en el que se mantuvo hasta su fallecimiento en 1971.

Estos cambios se reflejaron también en las escrituras de la sociedad. Se incorporaron nuevos socios miembros de la familia y se modificó la razón social de la empresa que pasó a llamarse "Fabrica de Armas Star- Continuadora de B. Echeverría" denominación que mantuvo hasta la finalización de la guerra civil.

Durante el conflicto, y debido a la cercanía del frente, la empresa fue trasladada a la localidad vizcaina de Derio donde permaneció hasta 1942. Por entonces la empresa se había convertido ya en Sociedad Anónima, variando su nombre por el de "Star-Bonifacio Echeverría, S.A."

Fue una de las empresas a las que, junto a Unceta y Cía. de Gernika-Lumo y Gabilondo y Cía. de Elgoibar, se les permitió continuar con la fabricación de armas cortas tras la guerra. Esto facilitó que la empresa pudiera aprovecharse de la demanda de algunos de los países en conflicto en Europa, concretamente Alemania y Bulgaria, que adquirieron 27.000 y 15.000 pistolas Star respectivamente.

Tras la finalización de la guerra la pistola Star resultó vencedora en el concurso para dotar de una nueva pistola automática al ejército español, lo que permitió a la empresa superar con mayor comodidad las dificultades económicas de aquellos años. Esta relativa prosperidad proporcionó los recursos suficientes como para afrontar nuevos retos en la fabricación de armas. Así, se intensificaron los esfuerzos en la fabricación de subfusiles en la que ya habían dado sus primeros pasos antes de la guerra civil. Los distintos subfusiles STAR fabricados desde entonces hasta la década de los ochenta fueron adoptados reglamentariamente por las fuerzas militares y policiales españolas. Esto convirtió a esta empresa en la principal suministradora de armamento ligero de los cuerpos oficiales en España.

En la década de 1950 se inició también un próspero negocio en el mercado privado tras firmarse en 1947 un acuerdo con la compañía importadora norteamericana "Firearms Internacional Corporation", a través de la cual se exportaron grandes cantidades de pistolas a Estados Unidos durante las décadas de 1950 y 1960, que pasó a convertirse en el principal destino de la producción de la empresa.

Las restricciones a la importación de armas aprobadas por el gobierno estadounidense en 1969 supusieron un duro golpe para la empresa, aunque consiguieron mantenerse gracias a la innovación y diseño de nuevos modelos de pistola. En la década de 1970 se produjo también una renovación de los cuadros directivos de la empresa tras el fallecimiento de Isaac Irusta en 1971 y el retiro de Valentín Suinaga.

A comienzos de los ochenta la empresa estaba siendo dirigida por Iñaki de Subiñas y Eduardo Iraegi quienes pusieron en marcha un proceso de renovación de los modelos producidos para adaptarlos a los nuevos tiempos. Las nuevas pistolas disfrutaron de un relativo éxito que permitió a la empresa mantenerse en actividad sin grandes sobresaltos hasta finales de esa década, ocupando por entonces 260 trabajadores. Fue entonces cuando la empresa entró en una deriva que le llevaría al cierre definitivo.

Los continuos cambios en la dirección administrativa y técnica, y los fracasos de los nuevos proyectos de fabricación emprendidos sometieron a la empresa a una presión financiera creciente. Además el mercado de las armas estaba en franca recesión debido a las cada vez más restrictivas normas internacionales relativas a su comercialización y uso.

La caída de las ventas era imparable y todos los intentos por superar la situación, incluido el intento de fusión con Astra, resultaron infructuosos. En 1997, poco antes de su cierre, la empresa contaba con menos de 40 empleados.

El edifico donde se encontraba la fábrica en Eibar fue derribado en el año 2003 ocupando su lugar la nueva sede de la empresa ALFA.



BUSCADOR INTERNO - AHORRE TIEMPO INTRODUZCA MARCA O MODELO

CONTACTO

Por causas ajenas la función "PUBLICAR COMENTARIO" se encuentra deshabilitada temporalmente.Para cualquier tipo de información,consulta o simplemente para dejar un comentario, pueden dirigirse a la siguiente dirección:
historiadelasarmasdefuego@gmail.com