Pistolas ametralladoras españolas (1ª parte)




 Primer Modelo-Mod.1927

A pesar de la gran difusión que conocieron las pistolas ametralladoras durante los años veinte,no puede afirmarse que hayan sido un invento español como pretenden algunos sectores,haciendo gala de un "patrioterismo" fuera de lugar y carente,en absoluto,de rigor histórico.
El fuego ametrallador es algo tan inherente a la pistola que el problema estriba precisamente en todo lo contrario,es decir,lograr un correcto funcionamiento tiro a tiro, aplicándole los dispositivos precisos para evitar que se descargue en ráfaga; bastaría con suprimir el fiador o desconecto,dependiendo de cada caso,para tener una pistola ametralladora.Se trata por tanto de una idea cuya paternidad no puede adjudicarse a nadie en exclusiva,pues surge espontanemente de la propia naturaleza del arma.Así,desde la aparición de las primeras pistolas semiautomáticas,se experimentaron en ellas diversos selectores que permitieran el tiro a ráfaga sin que,por lo general,conocieran éxito comercial debido al escaso control que podía ejercerse sobre las mismas.

El acierto de los armeros vascos consistió en aplicar,a finales de los años "veinte",el dispositivo ametrallador a la pistola quizá más idónea del momento,la Máuser C-96.Desde luego no se trataba de la primera pistola ametralladora, ya que se habían fabricado anteriormente diversos modelos como el del norteamericano William Andrews, ofrecido al U.S. Army durante la guerra europea,o el del austriaco Von Winmersperg,de 1925 y,sobre todo la versión con (Izquierda Nodelo "M.M.31) dispositivo ametrallador de la pistola "Steyr-Hahn" utilizada por el Ejército Austriaco en el frente italiano.
Dos emprendedores armeros eibarreses,los hermanos Cosme y Juan Beistegui,cuya empresa habían conocido una notable expansión durante la Guerra Europea, con el suministro de miles de pistolas tipo "Ruby" a los aliados,acuciados por la caída de las ventas que inevitablemente trajo consigo el fin de la contienda,deciden poner sus miras en el mercado asiático.El enlace con este nuevo mercado se efectua por medio de  firmas japonesas,como la "Nippon Boeki" a través de la cual consiguieron vender a China grandes cantidades de pistolas "Ruby"  calibre 7,65 que se popularizaron en este país con la marca "Royal".
Teniendo conocimiento del éxito que había alcanzado en este país la pistola Máuser C-96,la firma "Beistegui Hermanos" decide embarcarse en la aventura de competir,en este mercado, con la firma alemana.Prueba del carácter audaz de estos dos hermanos fue el hecho de que ,al decidir la producción de este tipo de pistolas,no se limitaron a adquirir una licencia de fabricación,que hubiera sido lo más fácil ,si no que diseñaron un arma,conservando el aspecto y las características del producto de Oberndorf.Tenía un mecanismo tan diferente que obviaba cualquier posible discusión sobre patentes.A la hora de bautizar la nueva pistola los hermanos Beistegui decidieron mantener el nombre de Royal,con el fin de aprovechar el prestigio que dicha marca se había labrado en China.
La "Royal" de Beistegui Hnos. presentaba una silueta externa muy similar a la C-96,pero ahí termina el parecido.
El cerrojo,que en la Máuser es un prisma de base cuadrada,era cilíndrico y el conector de cierre en lugar de ser un pieza independiente,como en la alemana,iba abisagrado a la corredera.El resto del mecanismo,martillo percutor,fiador y seguro,no formaban un conjunto separable,sino que iban sujetos a los costados del armazón por gruesos tornillos pasadores que sobresalían al exterior.Esta disposición impedía retirar la corredera hacia atrás,por lo que los carriles de deslizamiento de la misma presentaban dos interrupciones que permitían extraer aquella hacia arriba,una vez alcanzado el punto de máximo retroceso.
Otras diferencias consistían en el emplazamiento del muelle del martillo percutor,que iba alojado en la culata y en el cañón roscado a la corredera y no forjado en una sola pieza como en la Máuser.Pero la gran novedad fue la incorporación de un selector de fuego que permitía el tiro a ráfaga,acogido con extraordinario entusiasmo por los clientes chinos,hasta el punto de que solo una pequeña cantidad de las aproximadamente 23.000 "Royal" de este primer modelo,fabricadas entre 1927 y 1929 fueron semiautomáticas,
Por todo lo expuesto resulta comprensible que la patente Nº 105614 que amparaba estas armas, cubriera exclusivamente el sistema de accerrojamiento y conector de cierre,principal diferencia entre la "Royal"
de Beistegui Hnos y la C-96 de Máuser. Dicha patente había sido solicitada en el Registro de la Propiedad Industrial de Madrid el 20 de Diciembre de 1927 por Cosme y Juan Beistegui,concediénsoles el 4 de Junio de 1928.De este primer modelo "Royal" se fabricaron tres variantes:semiautomática con capacidad para diez  cartuchos,la misma con dispositivo ametrallador y ésta (Arriba Mod. "M.M.34") con disposito fijo para veinte cartuchos.
En 1929 y en vista de éxito comercial de sus pistolas ametralladoras,decidieron mejorar el producto.Para ello,aparte de una más cuidada elección de los aceros utilizados,que pasaron a importarse de la firma austriaca Böhler,proyectaron un nuevo modelo en el que renunciaron a la mayor parte de las medidas adoptadas para simplificar la producción.El resultado fue una pistola casi idéntica a la Máuser C-96 conocida como "M.M. 31" o "Modelo Militar 1931" de la que tan solo se diferenciaba en el característico conector de cierre abisagrado a la corredera,y en la disposición de los muelles del mecanismo de disparo.Mientras la Máuser disponía de un único muelle,alojado en un taladro oblicuo,que actuaba por un extremo sobre el martillo percutor y por el otro sobre el conector,en la "M.M. 31" eran dos los muelles que desempeñaban dichas funciones por separado.
La "M.M.31" se fabricó exclusivamente como pistola ametralladora en cuatro versiones:la primera y más conocida de ellas,con depósito fijo para diez cartuchos.La segunda y en un intento de paliar la rapidez con que se agotaba la munición,con depósito fijo para veinte cartuchos.La tercera no era sino una modificación a las que fueron sometidas algunas piezas,consistente en la supresión de la parte inferior del depósito con el fin de dotarla de un cargador de petaca separable.Por último la cuarta,,a la que se le puede considerar como la versión definitiva de cargador separable.Tenía curiosamente modificado su brocal de carga para admitir el de la "Mauser Schnellfeuer"  que, a su vez,era la variante con dispositivo ametrallador de la C-96,y que la casa Máuser puso a punto,obligada por la competencia española.

Parece que esta cuarta versión de la "MM 31" fue inspirada por Don Eulogio Aróstegui,otro pequeño industrial eibarrés que fabricaba por cuenta de B.H. diversos elementos para la "Royal".Esto avala el hecho de que Aróstegui fuera no solo autorizado a manufacturar la pistola completa sino también a estampar su propia marca "Super Azul", sobre la misma.De cualquier forma,las dimensiones de la empresa de Aróstegui no le permitieron comercializarla a escala internacional,por lo que sus "Super Azul" fueron siempre vendidas por la firma "Beistegui Hnos"
Cuando la exportación de estas parecía consolidada,vino a acabar con ella la instauración de la II República que prohibió su fabricación y venta por considerarlas armas de guerra.Aunque más tarde se levantó la prohibición,se hizo con tantas reservas-era preciso solicitar licencia de exportación para cada una de las armas fabricadas- que la firma Beistegui Hermanos (BH) optó por abandonar la producción armera,orientándose hacia otros mercados totalmente diferentes como el de las bicicletas,entre otras.
No obstante,y antes del abandono definitivo,B.H. había puesto a punto un nuevo modelo del que solo se fabricó un número reducido de piezas,el "Modelo Militar 1934".Lo más característico del mismo consistía en un relentizador del tiro a ráfaga,uno de los problemas acusados desde el primer momento,constituido por un pistón neumático alojado en el marco de la empuñadura.Un mando que sobresalia por una escotadura  practicada en la cacha izquierda permitía regular una mayor o menor entrada de aire,pudiendo así modificar a voluntad la cadencia de tiro.En cuanto a su aspecto externo,resaltaba sobre manera el cañón,totalmente cubierto por anillos de refrigeración.Entre los escasos prototipos que sobrevivieron aparecen tres variantes:con depósito fijo para diez cartuchos,con depósito fijo para veinte,y con cargador separable.
Al estallar la Guerra Civil y ser incautados los talleres de B.H. se encontraron en ellos buen número de armazones del modelo "M.M. 34".Con éstos se montó  una partida de pistolas,acoplándoles conjuntos corredera/cañón de la "M.M.31",con su moderador de fuego automático y cañón exteriormente liso (solo en calibre 9 mm),las cuales dejaron siempre mucho que desear.
En la próxima entrada continuaremos con este apasionante tema,centrando la atención en  la "Astra 900" y sus variantes.

AHORRE TIEMPO Introduzca marca o modelo