Fusil de asalto HK G-36E. Cal. 5.56 mm.






El nuevo fusil de las Fuerzas Armadas, el G-36 de Heckler & Koch

Con mayor capacidad ofensiva que el actual Cetme, gracias a la incorporación de un lanzagranadas de 40 milímetros, mayor comodidad y un diseño donde prima el empleo de polímeros plásticos, el G-36, nuevo fusil de las Fuerzas Armadas españolas, fabricado por la empresa alemana Heckler & Koch, destaca por ser uno de los modelos más modernos del mercado.
Aunque el Ministerio de Defensa no ha precisado aún el número de fusiles que se adquirirán, todos los cálculos apuntan a una cantidad cercana a las 115.000 unidades, con un coste aproximado de 16.000 millones de pesetas. Mientras que los primeros 15.000 serán importados de Alemania, el resto se fabricará en España, posiblemente en las instalaciones de Santa Bárbara en La Coruña.


El modelo elegido por el Ministerio de Defensa, el fusil de asalto HK G-36E, de 5,56 milímetros, ha sido sometido, durante un año, a las pruebas más exigentes, tanto en el Polígono de Experiencias de Carabanchel como por parte de unidades del Ejército que han evaluado los candidatos presentados al Concurso. Muchas e importantes son las mejoras que presenta el nuevo fusil de las Fuerzas Armadas respecto a su predecesor.
La principal diferencia está en su sistema de funcionamiento, ya que se pasa del acerrojamiento semirígido por rodillos a ser por toma de gases. Ello permite un funcionamiento más preciso, además de mayor facilidad en la limpieza de las distintas piezas.
Lo primero que llama la atención del nuevo modelo es el punto de mira. El G-36 incorpora una lente de 1,5 aumentos para hacer blanco, con mayor facilidad, a 300 metros de distancia. Con ella el tirador ve más cerca y nítido el blanco sobre el que hace fuego.
También lleva un sistema de puntería mecánico sobre el asa de transporte y puede incorporar un sistema de visión nocturna. Otro de los detalles que saltan a la vista son los cargadores que, con capacidad para 30 proyectiles, son transparentes. Ello permite conocer la cantidad de munición que queda sin más esfuerzo que echar un vistazo. Gracias a unos enganches en los laterales, los cargadores se pueden juntar y transportar en bloques o llevarlos, en grupos de tres, en el arma.

En cuanto a su capacidad ofensiva, el G-36 sorprende por su polivalencia y versatilidad, ya que puede incorporar un lanzagranadas de 40 milímetros bajo el cañón del fusil.

El G-36 está compuesto en un 85% de materiales plásticos, con lo que se ha conseguido un tacto mucho más cómodo y agradable, que da más seguridad a la hora de disparar; a esta característica hay que añadir un diseño lleno de detalles que dan como resultado un arma fácil de manejar y limpiar. Entre ellos destaca, por ejemplo, la polivalencia de empleo tanto para zurdos como para diestros, ya que tanto la palanca de montar como el selector de tiro pueden ser accionados por ambos lados indistintamente.
En cuanto a su montaje y desmontaje, el G-36 continúa con su tónica de hacer las cosas lo más sencillas posibles. Todas las piezas van unidas por pasadores de fácil acceso. En total, el G-36 se desmonta rápidamente en 6 piezas, más el cargador.


Características

Calibre:5,56x45 mm.
Sistema:Toma de gases con cierre rotatorio
Alimentacion:Cargador 30 cartuchos
Cadencia:750 disparos por minuto
Velc/inicial:920 m/seg.

Rayado:6
Alcance eficaz:400m
Alza:Mira óptica 1,5 aumentos
Peso:3,3 kg.
Longitud:990 mm. (760 mm. plegado)
Longitud cañón:480 mm.

Fuente:Iespana.es/armas.es

AHORRE TIEMPO Introduzca marca o modelo