Pistola Borchardt Mod. C 93





Se considera como la primera pistola semiautomática que alcanzó éxito mundial.Fue diseñada por el americano Hugo Borchardt quién en Alemania y trabajando bajo contrato para la firma "Ludwig Loewe" la comercializó en 1893.
La "Ludwig Loewe & Compañia" de Berlin, Alemania,dedicada inicialmente a la producción de máquinaria y herramientas, fue la que produjo la C-93, una pistola semiautomática que Borchardt inventó basándose en el principio de retroceso de masas de la ametralladora Maxim. Borchardt también desarrolló el cartucho 7,65 mm. Borchardt, para su pistola. La Borchardt C-93 fue la primera pistola semi-automática fabricada en cantidad apreciable.


La pistola Borchardt era cara de producir e incómoda de usar, y tenía, además, un retroceso sorprendentemente potente. Georg Luger estudió el diseño de Borchardt y desarrolló la pistola Luger Parabellum a fines de la década de 1890.El cartucho usado en la pistola Borchardt C-93 fue la base para el diseño del cartucho usado en la pistola Mauser C96 (7,63 Mauser): tenían las mismas dimensiones, pero el 7,63 Mauser es muy potente para ser usado en la Borchard C-93.
Esta arma disponía ya de un cargador separable alojado en la empuñadura,con capacidad para ocho cartuchos,sistema que luego sería adoptado por todas las pistolas posteriores.Su cartucho del 7,65 mm ,de los llamados de botella,se convertiría más tarde en el famoso 7,63 Mauser de escepcionales dotes balísticas.Se puede decir que con este arma se inicia el uso militar de la pistola automática,siendo además la predecesora de la famosa Luger.Su tamaño aparatoso hizo que cayese pronto en el olvido, pero sentó las bases del diseño de armas cortas. El original mecanismo, es un híbrido de la ametralladora Maxim de 1884 y la acción del rifle Winchester con la palanca reducida e invertida para dejar espacio al cargador.

La estética de la Borchardt 1893 es insólita y bastante discutible, pero en ella reside precisamente su atractivo. En cualquier caso, en su época fue una verdadera joya de la mecánica, y todavía hoy los coleccionistas están dispuestos a pagar auténticas fortunas por hacerse con un ejemplar. La producción de esta pistola fue bastante limitada, sólo 3.000 unidades, a cargo de la compañía Loewe (1.100 piezas) y de Deutsche Waffen und Munitionsfabrik, y concluyó en 1899, cuando estaba a punto de empezar la fabricación de la luego célebre Luger P-08.
La pistola de Borchardt tiene la empuñadura colocada justo en el centro, en una posición muy inusual pero obligada por la situación de los mecanismos y por el propio funcionamiento de éstos. Esta empuñadura, además, es completamente recta, perpendicular al resto de del armazón, lo que da como resultado unas lineas decididamente poco ergonómicas pero indispensables para el correcto funcionamiento del cargador, que ha de estar necesariamente en posición vertical. (La Borchardt fue la primera pistola de la historia que tenía la munición alojada en la empuñadura.)
Otro elemento que contribuye al aspecto tan inusual de esta arma es el bulbo trasero que alojaba el gran muelle recuperador de hoja, que constituyó uno de los principales quebraderos de cabeza del inventor alemán. Éste probó diversas configuraciones para esconderlo en el interior del arma o, al menos, hacerlo menos conspicuo, poro no tuvo otro remedio que servirse de él.

Catucho de "botella" cal. 7,65 m /m

Era un arma sólo para diestros, ya que el armado se hacía tirando de una palanca, igual que en la Lugar, pero, a diferencia de ésta, el pestillo no se encontraba a ambos lados del armazón, sino sólo en el izquierdo. De este modo, para poder montar la pistola, un tirador zurdo se veía obligado a cruzar los brazos, arriesgándose a tocar la rótula del cierre. Además, tanto el pulsador de liberación del cargador como el seguro estaban también en el costado izquierdo, y resultaba harto difícil llegar hasta ellos con la mano derecha cuando se empuñaba la pistola con la izquierda.
La pistola se vendía en un estuche de piel que contenía algunos accesorios,como los útiles de limpieza.En la actualidad,por un ejemplar completo y en buena consservación se pueden llegar a pagar 23.ooo euros.
El resultado es un arma magnífica para tiro deportivo pero demasiado grande, cara y delicada para uso militar. Se construyo en cantidad respetable aunque limitada. La rápida evolución del mercado que abrió, convirtió este arma en obsoleta al poco tiempo. Sólo 5 años más tarde, por ejemplo, la Mauser presentaba la C-96. Borchardt también experimentó otros calibres, como el 9mm Borchardt.

CARACTERÍSTICAS

Fabricante:.Ludwig Loewe. Berlín, Alemania
Modelo: Borchardt 1893
Calibre: .7,65 mm Borchardt
Longitud del canon: 165 mm, con cuatro estrías dextrógiras
Longitud total: 279 mm
Peso en vacío: 1.160 g
Armazón: De acero fresado
Funcionamiento: por retroceso corto del cañón y cierre de rótula (sistema Borchardt-Maxim)
Sistema de disparo: de percutor lanzado, controlado directamente por una leva del disparador
Seguros:manual en la cadena de disparo
Alimentación:.cargador prismático monofilar de 8 cartuchos
Liberación del cargador: por un pulsador situado en el costado izquierdo del armazón
Cachas: de madera de nogal, cuadrilladas a mano
Elementos de puntería: alza regulable entre los 100 y los 700 metro; punto de mira de hoja montado encima del vuelo del cañón
Acabado: Disponible sólo en versión pavonada en negro

.

BUSCADOR INTERNO - AHORRE TIEMPO INTRODUZCA MARCA O MODELO

CONTACTO

Por causas ajenas la función "PUBLICAR COMENTARIO" se encuentra deshabilitada temporalmente.Para cualquier tipo de información,consulta o simplemente para dejar un comentario, pueden dirigirse a la siguiente dirección:
historiadelasarmasdefuego@gmail.com