Mostrando entradas con la etiqueta silex. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta silex. Mostrar todas las entradas

El cañón de mano,su evolución

Cañón de mano.Dinastia "Yuan" (1279/1368)


La palabra pistola es por definición del Diccionario de la Lengua Española,un arma corta de fuego que se maneja con una sola mano.Hay quien afirma que su origen procede de la ciudad italiana de Pystoya.Otros,como el filósofo y entendido en armas Demmin,defienden la idea de que,dado que los caballeros franceses llamaban al estribo de la montura,donde iban sujetas las alforjas,"pistal",bien pudo denominarse "pistola" a lo que en ellas se guardaba.
Existen otras conjeturas;pero la solución de este enigma no podrá solventarse hasta que algún documento,si es que existe y tiene la suficiente credibilidad,aporte suficientes datos para desvelar el misterio.

El cañón de mano



Estas primeras armas de fuego,ligeras o portátiles,consistían en un tubo metálico,más o menos elaborado,cerrado por un extremo,llamado "culata" y en la parte superior de ésta existía un orificio llamado "fogón".Por el extremo abierto se introducían la pólvora,el o los proyectiles y una borra de estopa o papel,se comprimía a bolpes de baqueta y así quedaba cargada el arma.Para disparar se llenaba de pólvora el fogón y,tras apuntar de la menera más precisa posible,se acercaba al pequeño orificio una mecha lenta o un carbón encendido,lo que hacía inflamar el "cebo" y éste a su vez comunicaba el fuego al interior del arma,produciéndose el disparo.
Los ejemplares de estas armas son muy escasos y,como ya hemos dicho,no se ha podido determinar con total precisión donde y quién comenzó su fabricación y uso.

Las armas de mecha


El ingenio humano pronto desarrolló un sistema para que esa mecha lenta se aplicara mediante un procedimiento mecánico,creando así lo que podríamos denominar el primer sistema de percusión,o más concrétamente,el antecesor de los "martillos" posteriores y actuales.
Las diferencias con el cañón de mano eran mínimas,la carga se efectuaba de la misma manera y aquí el cebo se colocaba en una pequeña cavidad circular dispuesta en la culata,en donde se encontraba el fogón.Adosada a un lateral se situaba una pieza en forma de "S" llamada "serpentín" a la que en su parte superior se sujetaba la mecha por distintos procedimientos.Para disparar se tiraba hacia atrás de su parte inferior,descendiendo el otro extremo sobre el fogón,prendiendo el cebo y produciéndose el disparo.
Este sistema aportó la mejora de facilitar el apunte del arma,ya que el tirador no debía fijar toda su atención en dirigir con su mano la mecha al cebo.
Algunos autores atribuyen el invento del arma de serpentín a los armeros de Lieja en 1375;pero la documentación auténtica más antigua se halló en Viena y data de los primeros años del siglo XV.

Las armas de rueda

Es este un sistema más avanzado,más perfeccionado y distinto,al de mecha.Desde antes de aparecer las armas de fuego era conocido y utilizado el sistema de encender fuego golpeando una piedra dura contra un hierro o "eslabón" y aprovechar las chispas que se producían para encender una "yesca" y comunicar el fuego donde fuera necesario.Lo mismo se consigue si en vez de piedra,normalmente una variedad de silex,se frota con un trozo de pirita,mineral que contiene hierro.
El funcionamiento de estas armas era el siguiente:se hacía girar un anillo,situado en el lateral,tallado con cortes o rebajes,mediante una llave independiente;al rodar una pequeña cadena que envolvía el perno de esa rueda,tiraba por un extremo una parte de un muelle de lámina en forma de "V" y quedaba fijada por un diente.Tras la rotación, se abatía sobre la rueda una pieza derivada del serpentín y al que sustituía,la cual llevaba fijada en sus extremo mediante unas mordazas regulables un trozo de pirita.Al tirar del gatillo se liberaba la rueda que,impulsada por la presión del muelle,giraba rozando la pirita y produciendo las chispas junto a la "cazoleta" que,previamente llena de pólvora,comunicaba por el "fogón" el fuego al interior del arma.
Las primeras pistolas de rueda fueron utilizadas principalmente por los militares para los cuerpos de caballería.Su empleo revolucionó la forma de hacer la guerra y posibilitó nuevas técnicas que hicieron de la caballería la dueña de los campos de batalla a la vez que fueron posibles los ataques nocturnos al haber sido eliminada la mecha constántemente encendida.Estas armas facilitaron un apunte mucho más preciso,una mejor manejabilidad, y un notable aumento de eficacia y seguridad en cuanto a su uso.


Las armas de piedra



El uso progresivo y extendido de las armas de fuego hacía necesaria una mayor simplificación de su construción y empleo.
Las armas de rueda adolecían de un excesivo precio en su realización,así como de un complicado mecanismo que solamente un experto podía reparar o sustituir.La pirita,que en el sistema de rueda se empleaba para producir las chispas era demasiado blanda y se desmenuzaba facilmente.Se intentó sustituir por una piedra de silex;pero era demasiado dura y dañaba la rueda.Alguien debió pensar que en la forma tradicional de encender fuego,bastaba golpear la piedra con el eslabón para producir la chispa,de ahí el arma de silex,que luego se denominaría simplemente simplemente de chispa,había un paso.
Su funcionamiento es simple,al mismo tiempo que más resistente y seguro que los anteriores,la piedra esta sujeta con mordazas al gatillo en el lateral del arma,éste al levantarse comprime un muelle y es sujetado por un resalte;al oprimir el gatillo el martillo queda libre e impulsado por la presión del muelle da un fuerte golpe contra una pieza de acero,provocando las chispas que inflamarán el cebo que reposa en la cazoleta y que seguidamente se transmitirá a la carga.

Armas de percusión

A principios del siglo XIX un reverendo protestante escocés,llamado Alexander John Forsyth,aficionado a la caza y la química,va a revolucionar el mundo de las armas de fuego.Este sacerdote,que vivió de 1768 a 1843 en Belhelvie,patentó,basado en los experimentos químicos del francés Bayen y del inglés Howard,el 11 de Abril de 1807 el mecanismo de percusión para armas de fuego y,aunque éste en sus comienzos era peligroso,complejo y caro,innovó de tal forma los esquemas hasta entonces utilizados en las armas de pedernal,que a partir de 1818,en que se liberalizan los derechos de su patente,todos los armeros y fabricantes dan a luz multitud de mecanismos que utilizan los fulminantes de una u otra forma,para provocar la ignición.
Estas sales que se obtienen mediante disolución de metales en ácidos,se conocían y empleaban en diferentes usos desde tiempos atrás y, aunque se había intentado usarlas como propelentes,no avanzarse en su uso por ser excesivamente explosibas y corrosivas,no permitiéndolo la construcción y resistencia de los cañones empleados.
La consecución de una cápsula de cobre que contenía una pequeña cantidad de fulminato de mercurio utilizado como iniciador del proceso de combustión,será un paso de gigante,siendo utilizado hasta la consecución de los cartuchos de auto-ignición en las armas de retrocarga.
Muchas armas de piedra se adecuaron a este nuevo sistema de encendido,que facilitaba el proceso de disparo,aumentaba su cadencia,permitía una mayor seguridad y,lo que era aun más importante,solucionaba el problema de la ineficacia del debo en la cazoletza con lluvia o ambiente húmedo.Pistola Deringer Philadelphia de 1825

Las armas se simplificaron notablemente al eliminarse elementos como las cazoletas, rastrillos, portapiedras,etc,cambiándose todo ello por un "oido" ,que normalmente se enrroscaba en la recámara del cañón,hueco en su interior,llamado "chimenea",en la que se colocaba el pistón y un martillo en el que,en vez de piedra,existía una superficie plana que golpeaba contra la chimenea y lanzaba una llamarada hacia la carga de pólvora que contiene la recámara.Este sistema fué mundialmente aceptado y producido,tanto para usos militares como civiles.
En lo EE.UU.,país que en aquella época se encontraba en plena expansión,las armas de percusión alcanzaron gran éxito,siendo un alemán afincado en Filadelfia,ya dedicado a la fabricación de armas para el gobierno y pistolas de duelo para particulares,llamado Heinrich Derringer,el primero que produjo una pistola de percusión alrededor de 1825.El modelo que más fama alcanzó,y supuso un fabuloso negocio para su creador,era una pistola de pequeño tamaño,que se hizo popular tanto entre honrrados ciudadanos,como jugadores profesionales y ladrones,que fué conocida por el apellido de su creador.




AHORRE TIEMPO Introduzca marca o modelo