Mostrando entradas con la etiqueta dallas. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta dallas. Mostrar todas las entradas

Fusil Carcano, el empleado en el asesinato de Kennedy



Este es un tema espinoso, apasionante, de actualidad y por el que no pasa el tiempo. En este caso no cabe el tópico de que se ha escrito mucho, porque se sabe muy poco. Sería mejor decir que se ha mentido mucho. Los datos facilitados en los informes, sobre todo si son oficiales, han de cogerse con pinzas. Y es que hablamos de un asesinato muy estudiado, ejecutado sin ninguna duda por profesionales y que aún no han sido detenidos. Si además, a esto añadimos las opiniones de los pseudo-expertos, el caldo de cultivo para el debate está servido. La base de este trabajo es el único documento gráfico filmado que se conoce sobre el asesinato de Kennedy.
Se trata de la denominada película de Zapruder, que podemos observar desde hace algunos años en Internet y de la cual los internautas facilitan varias modificaciones con distintos aumentos. Al observar la película, se pueden extraer excelentes impresiones balísticas sobre el caso, utilizando la perspectiva de igualar los efectos balísticos producidos por un proyectil sobre un animal para trasladarlos a un hombre. En este artículo solamente me voy a centrar en la balística y en todo lo relacionado con ella.


¿Único culpable?

Para comenzar, y dentro del plan preestablecido, no se puede asesinar a un Presidente de Estados Unidos sin coger al asesino. Por lo tanto, hay que buscarlo y encontrarlo, y vaya si lo encuentran. La trama está servida: necesitan a un individuo que responda a ciertos patrones establecidos de psicología patológica, como se establece perfectamente en un sujeto “de pocas luces”, de naturaleza enfermiza, personalidad frágil y maleable, con ciertos antecedentes sociales… Así es como aparece Lee H. Oswald.
El hombre pretende asesinar al presidente Kennedy desde un 6º piso sobre un blanco en movimiento a unos 140 metros de distancia, utilizando para ello un viejo Mannlicher de segunda o quinta mano, que adquiere por correspondencia, que lleva instalada una mira que aparenta 4 aumentos típica para un 22, y que utiliza cartuchos militares del calibre 6,5mm Carcano.

Es la imagen perfecta del francotirador, ¿no? Solo un ignorante e inexperto puede utilizar este rifle, este visor y esta munición para este fin. Basta con leer los informes iniciales de la policía que encontró el rifle. Según el sheriff, el primer examen del rifle que encontraron en la planta 6ª era un Mauser del calibre 7,65mm. Hombre, se puede cometer un error de apreciación al observar por primera vez un arma, pero si se tienen los casquillos disparados en la mano, ¿cómo te puedes equivocar? No obstante, esto es irrelevante de acuerdo con la interpretación de todo lo que se están narrando. El hecho es que el tal Oswald disparó, al parecer en tres ocasiones. Solo alcanza al Presidente en un disparo -sin miedo a equivocarme diría que en el primero- y es en este disparo en el que tiene tiempo para apuntar con menos tensiones, pero aquí demuestra también que es mal tirador, pues falla el tiro. Es evidente que apunta a la cabeza, pero es tan malo tirando que no corrige la caída y le da en la parte baja del cuello, a unos 40 o 45 centímetros por debajo. Esta es más o menos aproximadamente la caída que tiene este Carcano con bala de 156 grains si el rifle esta puesto a tiro a 100 yardas. Otro tanto puede decirse si tira con el 7,65mm alemán, inconfundible puesto que la vaina tiene reborde. Oswald hiere a Kennedy como se puede ver, pero no le mata. Entonces, entra en juego esta clásica figura de los pseudo-expertos, quienes se lían en unas discusiones bizantinas sobre si se pueden disparar tres tiros en 3 segundos, en 7 o en 20. ¿Qué más da? Todo el que ha manejado un rifle sabe el tiempo que necesita para apuntar y para disparar, pero lo que están haciendo es el caldo gordo a los asesinos y pasan a formar parte de la intoxicación del caso. Unos consciente y otros inconscientemente.


El cartucho 6.5x52 mmCarcano. Este ejemplar en particular es parte de la evidencia de la Comisión Warren. Observen la gran longitud del proyectil en relación al diámetro, garantía de alto BC (Coeficiente Balístico) y buena penetración.

Empiezan con el discurso que han escuchado por ahí, pero que no es ni suyo, de
que de las balas militares están hechas para herir y no para matar. Es una lástima que no lo supieran los 20 millones de muertos a tiros de la segunda guerra mundial.

La “bala mágica”
Otro craso error que circula es que los proyectiles de guerra, al estar encamisados, no se deforman, y apuntan el caso de la llamada “bala mágica” que atraviesa a Kennedy y al Gobernador que va sentado delante y que luego aparece intacta en la camilla que le traslada al hospital. A ver: el proyectil del 6.5mm Carcano que enseñan tiene 160 grians aproximadamente y es de punta redonda. Efectivamente, parece de fabricación militar. Pero este proyectil, que atraviesa a dos personas y que efectúa varios giros en su trayectoria (algunos de más de 45 grados), como consecuencia de los rebotes a los que se ve sometido ES IMPOSIBLE QUE NO SALGA DAÑADO del viaje.
Al parecer, Oswald efectúa otros dos disparos más, pero de estos proyectiles solo quedan restos. Contrariamente, estos sí se deforman, claro que ninguno se acerca a Kennedy, ni por aproximación. Usando la película de Zapruder, observamos que al recibir el impacto aparece como una pequeña nubecilla de humo blanco que se eleva verticalmente sobre la cabeza de Kennedy, al tiempo que ésta es impulsada hacia atrás. Esta nubecilla es característica de los proyectiles que se desintegran al impacto, o sea los expansivos y explosivos, primera deducción posible.
La deducción siguiente es que su cabeza es impulsada hacia atrás algo lateralmente: ambas deducciones sostienen que es imposible que el proyectil alcanzara al Presidente por la parte posterior de la cabeza. Si te dan un puñetazo en un ojo, por ejemplo, tu cabeza no se mueve hacia el puño, si no que es desplazada hacia atrás debido a la fuerza del impacto, ¿no es así?, pues esto es lo mismo, el impacto de la bala mueve la cabeza en la dirección a la fuerza aplicada, a la fuerza recibida.
Por lo tanto, el proyectil que le mata no es disparado por detrás, si no, con cierta inclinación lateral a la sien derecha. Y no es blindado, por lo que evidentemente existe un segundo tirador. Todo esto queda perfectamente manifestado en la ampliación que algunos internautas han realizado sobre la película, saltando de fotograma en fotograma. Así se ve perfectamente cómo impacta el proyectil y cómo la masa de sangre, junto a los fragmentos del hueso craneal, explota literalmente y sale disparada hacia arriba, y ligeramente hacia atrás. De nuevo, deducimos que si el impacto lo hubiera recibido en la parte posterior de la cabeza el desplazamiento de las masas siempre sería hacia delante. Pero hay algo más: si consideramos que la nariz del Presidente Kennedy está a 0 grados, el impacto que le alcanza en la sien derecha trae una trayectoria de unos 30 grados, como se puede observar con facilidad si se trazan las coordenadas longitudinales. Por tanto, así como el cámara que realiza la filmación está varios metros por encima de la Comitiva, no sucede lo mismo con el francotirador que realiza el disparo. En efecto, como consecuencia de la salida del primer proyectil que le alcanza, la cabeza de Kennedy está más baja de lo normal. No obstante, esto no es óbice para que el francotirador haga blanco, Pero si te fijas bien, el impacto abre un boquete en el cráneo de más a menos, saliendo algunos trozos residuales por la coronilla, que incluso levantan el pelo.
Esto implica que la bala trae un trayectoria lineal de unos 5 a 6 grados de inclinación hacia arriba, como se puede verificar en la comparativa horizontal, produciendo que la masa encefálica del hemisferio derecho se comprima primero y caiga después hacia el hombro derecho. ¿Está el francotirador emboscado y tumbado en un coche?, ¿Que proyectil está usando?, a groso modo, los proyectiles se dividen en tres clases: duros, semiduros y blandos, y se caracterizan fundamentalmente por la cantidad de energía que pueden ceder al producir el impacto. En el mismo orden, poca, media y toda. Los efectos sobre los organismos vivos suelen ser también de tres clases: en términos generales, en los duros la entrada es parecida a la salida, en los semiduros, debido a la deformación, aumentan notablemente la herida, siempre de menos a más; y en los blandos no pasan, se desintegran y no salen, produciendo destrozos siempre de más a menos. Para este trabajo, el francotirador escoge el tipo de proyectil ideal, que tiene sobradamente probado y sabe exactamente cuáles son sus efectos. Se trata pues de una bala expansiva blanda, que se caracteriza por ceder toda su energía al inicio, como hemos visto anteriormente.
Además de ésta, yo solo conozco otras dos balas más que tengan este comportamiento: La de diseño de mercurio, prohibida para la caza ya que explota al impacto y revienta los tejidos; y la clásica explosiva, también prohibida para la caza y llamada Dum Dum, en la guerra. La conclusión final es que Oswald es el hombre de paja, el asesino oficial de Kennedy para la prensa y los medios. Que no confían en él para hacer el trabajo lo demuestra el francotirador profesional que está apostado en otro lugar, Como vemos, el perfíl de este francotirador ya no es el mismo que el de Oswald. Se encuentra colocado en el sitio preciso, desde luego camuflado, escoge el arma ideal, el proyectil letal, conoce la distancia al objetivo, solo hace un disparo, etc. ¿Cuál es el calibre utilizado?, por los efectos que produce el disparo, abogo porque se trata de un calibre pequeño de alta velocidad, Yo diría que inferior al 270 WM. A esa distancia, y con ese proyectil, un calibre 300 le hubiera arrancado la cabeza, literalmente. Usando un proyectil explosivo o expansivo como este, un 243 W produciría aproximadamente los mismos efectos. Este estudio visionado de la película de Zapruder que acabo de hacer y que algunos insinúan falsa, pero que por lo que yo sé ha pasado las inspecciones pertinentes, soporta perfectamente el desarrollo que acabamos de hacer sobre el controvertido asesinato del Presidente Kennedy. Lo que aquí se expone es conocido por cualquier experto en balística y tiro. No es en absoluto ficticio y está en consonancia con los conocimientos que tenemos.


Monográfico: La teoria de la bala mágica y el asesinato de Kennedy


la bala mágicaFuente:CGNauta.blogspot.com

Se dice por ahí que la mejor manera de ocultar algo, es ponerlo a la vista de todos Y es muy cierto. El más famoso caso de conspiración del mundo, el asesinato de John F. Kennedy, que realizó Lee Harvey Oswald quien, el 22 de noviembre de 1963, disparando tres disparos desde el segundo piso de una construcción de la Plaza Dealey, donde convenientemente Oswald trabajaba en la Texas Book Depository, acabó con la vida del presidente norteamericano.
Las pruebas serían mandadas al FBI; pero Oswald fue retenido por la policía, siendo ejecutado "en directo"ante la televisión nacional por Jack Ruby, dueño de un "club nocturno cercano", un ciudadano indignado por la ocurrencia del solitario francotirador. La comisión Warren dictaminaría los hechos y las evidencias para crear una verdad oficial, las verdades oficiales son defendidas por historiadores, maestros y periodistas. Los ciudadanos son los que más apoyan y defienden una realidad oficial que a todas luces es ridícula, insostenible, asida por el simple hecho de ser oficial.

La teoria de la bala mágica

trayectoria imposible de una bala
La teoría de la bala mágica, así llamada burlonamente por los que apoyan la teoría de la conspiración, es la forma en que la comisión Warren quiso ocultar lo que era en realidad una bala que procedía desde una posición frontal al automóvil del presidente norteamericano y que supuso obligar a una bala "bendecida" a entrar por atrás del cuello de Kennedy y salir por la traquea, girar a la derecha, volver a reorientarse e incrustarse en la espalda del gobernador de Texas, John Connally, salir por su tórax, perforar su mano derecha y rozarle la pierna izquierda, esta fue la primera bala de dos que entraron en el cuerpo de Kennedy.

El problema era mayúsculo, pues por los fotogramas y la reconstrucción de la escena, la trayectoria de la bala procedía desde otra dirección, posiblemente la única que acertó Lee Harvey Oswal fue una bala que dio al gobernador de Texas y desde otra ventana un tirador le dió a Kennedy en la cabeza.

supuesta entrada por salida descendente, cuello - traquea
Bala 1, oficialmente entró por atrás del cuello y salio por la traquea con trayectoria descendente:


Bala 2, entró por el occipital y salio por el hueso frontal

Posición de la limusina, lado derecho del vehículo

posiciones en limusina kennedy - connallyconnally, recorrido de balaAl reconstruir la escena en el espacio se nota más la anomalía, pues era más probable que chocara con el hombro izquierdo del gobernador y en la grabación se ve al gobernador pegado a la puerta de la limusina. El gobernador termina girando a la derecha, quien pudo darse cuenta del disparo a Kennedy y recibir 1.6 segundos después, el impacto que según la comisión Warren salió por la traquea.

Bala de entrada por el cuello
nunca hubo una bala en el cuello6 pulgadas abajo estaba la entrada real de la balaLa comisión Warren dictaminó que había un agujero de entrada del lado derecho del cuello, sin embargo, en los documentos de la autopsia original y la ropa del presidente, muestra que al contrario, la perforación de bala de la espalda estaba ubicada seis pulgadas más abajo, lo que daba por resultado obvio que el tirador o bien estaba a ras de suelo desde la posición de Oswald, o más lógico, que llegara desde una posición frontal a la limusina, una posición superior, la ropa mostraría un hoyo o perforación que apoyaría esta tesis.

Ropa de
Kennedy, anomalía de una bala de entrada

saco de kennedycamisa de kennedy, espaldaSi la bala hubiese entrado por el cuello, esta nunca hubiera penetrado la ropa tan abajo y por obvias razones estaría cerca del cuello de la chaqueta. Igual se observa en la camisa, donde es más sencillo asimilar que la sangre sale de la espalda abundantemente, no del cuello.

Traqueotomía que borra huellas de bala
traqueotomia innecesariaResulta igual de inquietante que le practicaran una traqueotomia de una manera tan terrible, desgarrando la piel y borrando toda huella de la bala.
entrada - salida de una bala Lógicamente se hizo para que en la comparación de las entradas se evitara que los forenses dictaminaran si era una bala de entrada o de salida, como podrán darse una idea, el orificio de una bala de entrada es más pequeño que el de salida debido a que hay material como la sangre que tiene una presión diferente, al salir una bala deja un boquete más grande al paso de un sitio con menor presión. Por eso en el dictamen del forense se agregan las palabras "Supuesta bala de salida" y "Supuesta bala de entrada", de donde la comisión Warren se agarra para decir que la bala vino de la ventana de Oswald.

Inténtalo tú mismo, pero el tirador nunca estuvo allí
tirador contripie, pero oswald no usó tripie
Al reconstruir la escena y medir los fotogramas, se estableció que el rifle debía disparar bajo una candencia de 1.6 segundos, recordemos que es un rifle Carcano M91/38 italiano de la segunda guerra mundial, cuyas balas al ser disparadas, debían retirarse de la recamara y poner una nueva bala en posición para ser amartillada. Los mas expertos lograron tiempos cercanos a 2.3 segundos, eso no era el problema más apremiante, sino la puntería, después de cada tiro desde la posición de Lee Harvey Oswald era más conveniente un disparo de frente al coche cuando se acercaba, en vez de esperar a las dificultades de disparar con nula visión a un árbol que le estorbaba la visión, lo que respalda la idea del tirador que dio en la cabeza a Kennedy, se situó en un edificio diferente, probablemente el edificio de la Dal-Tex, desde donde se lograba una posición franca y cómoda a la cabeza de Kennedy.
 
tiro difícil

20 testigos que fueron totalmente ignorados por la comisión Warren, afirmaron que escucharon un disparo proveniente de una valla de arbustos que cubría la derecha de la trayectoria del vehículo, un poco más a la izquierda de Abraham Zapruder, quien filmaba la escena con su cámara 8 milímetros de marca Bell & Howell. Zapruder diría al Servicio Secreto, que el disparo que quito la vida a Kennedy, tras su comparecencia ante la comisión Warren, salió de atrás de su posición.

Gobernador nota el disparo y luego recibe otro 1.6 segundos después

En conferencia de prensa a los medios, el gobernador de Texas dijo que se dio cuenta cuando la bala atravesó el cuerpo de Kennedy, supuesta bala, que luego lo atravesaría por la espalda a él. Pero además dijo que después de esa bala otra lo alcanzó, según él, la primer bala salió del frente.

Zapruder 8mm

Zapruder capto el momento con su 8mmEn el video de Zapruder [Ver aquí] se ve que Kennedy se queda en el asiento, sin sufrir la fuerza del tirón producido por la bala que "supuestamente" le pega por detrás [Ver video 2]. El tiro lo recibe al pasar por el letrero, antes cuadro 224, que le obliga a agarrarse el cuello, mejor aún, se puede observar que no sale sangre por el frente, cosa que produce confusión entre su esposa y el gobernador que es herido momentos después del cuadro 224. De pronto una bala que sale por la frente destroza el cráneo del presidente, arrancando de cuajo la piel y desparramando sangre pulverizada por el impacto, estas diferencias en las salidas en áreas descubiertas de la piel bajo "supuestamente" el mismo tipo de munición, se deben a que la bala del cuello entró frontalmente empujando al Presidente Kennedy hacia su asiento, y la ropa, principalmente su camisa, que mostrará en el área de la espalda los efecto de la pulverización a alta presión de la sangre, es por eso que mancha muy arriba, cerca del cuello, como si de una pistola de aire se tratase, mientras que la chaqueta no permitía que se viera ninguna mancha.

La bala imposible
La bala encontrada era una calibre 399, esta bala mágica era anómala, pues no presenta ninguna deformación del impacto, se localizó cerca de una escoriación hecha a una de las banquetas.
En las pruebas realizadas de laboratorio, las balas de este tipo se deformaban si tocaban hueso y se aplanaba o curvaban si sólo chocaban pasando su objetivo. Esta bala, por el contrario, era una imposibilidad física, probablemente plantada para reforzar que Oswald era el tirador de los disparos, usando un viejo Carcano. Probablemente las armas usadas eran de calibres especiales de los servicios de inteligencia o el ejercito, razón por la cual su munición fue sustraída de la escena.

Había fragmentos de bala en radiografías

¿Si Oswal disparó tres balas únicamente, por qué no está despedazada la bala recuperada, cuando las radiografías de Kennedy y Connelly se quedaron con porciones de fragmentos de las balas? La bala calibre 399 será un misterio, que no es tal, es claro que la evidencia está a la vista de todo el mundo, evidencia de una conspiración del mismo gobierno norteamericano, cuyos agentes, sembraron una bala y recogieron los restos de las verdaderas trabajando para el atentado.

Un final espectacular para Oswald
Sería Lee Harvey Oswald, quien al ser asesinado por Jack Ruby, nos daría la última sorpresa del día. El 24 de noviembre, Ruby acribilla a Oswald al salir de la comisaria, este personaje de oscuro pasado, trabajó nada menos que para Richard Nixon cuando este último era senador, quien por cierto, quiso colarlo en un juicio como parte del jurado de donde se documentan las relaciones con el futuro presidente norteamericano, tenía además vínculos con la mafia que se descubrieron en parte por sus abundantes registros de arrestos, dedicándose a la administración de clubes nocturnos. En la historia oficial y los medios, fue pasado por "un ciudadano indignado".

¿Problema del pueblo americano? Pues todo parece indicar que sí;ellos mismos se engañan, a fin de que la imagen de país que se han construido, no se derrumbe, aunque ciértamente no se requiere mucho para conocer o al menos intuir una verdad que está a la vista de todos. Pero ellos no son los únicos, en nuestros países, los gobiernos practican estos mismos métodos, Inglaterra, España, México, India, Alemania, Rusia, etcétera. Todos tienen su propio Kennedy, y lo peor de todo es que ponen en evidencia la manera de como la realidad puede manipularse,deformarse y perderse,dando lugar a situaciones que nada tiene que ver con la realidad.

BUSCADOR INTERNO - AHORRE TIEMPO INTRODUZCA MARCA O MODELO

CONTACTO

Por causas ajenas la función "PUBLICAR COMENTARIO" se encuentra deshabilitada temporalmente.Para cualquier tipo de información,consulta o simplemente para dejar un comentario, pueden dirigirse a la siguiente dirección:
historiadelasarmasdefuego@gmail.com