Fusil Tokarev SVT-40

 STV-40

 STV-38


Fedor Vasilevich Tokarev,ingeniero ruso,conocido principamente por ser el diseñador de la pistola Tokarev lo fue también del fusil semiautomático Tokarev  SVT 40.
Tras varias décadas de trabajo logró diseñar el sistema conocido com SVT (Samozaryadnaya Vintovka Tokareva, lo que es lo mismo, rifle semiautomático Tokarev). El primer modelo del SVT fue el modelo 38. Tras las primeras experiencias con este rifle, Tokarev continuó con la evolución de su diseño y dos años más tarde, concretamente a mediados de 1940, presentó a las autoridades soviéticas el SVT-40. Esta nueva versión presentaba unas notables mejoras respecto al SVT-38, sobre todo en lo que respecta a fiabilidad y diseño. Así, el nuevo SVT-40 contaba con un sistema para sujetar los cargadores mucho más seguro que su antecesor, y además, la baqueta se había desplazado desde el lateral derecho (posición que ocupaba en el modelo 38) hasta un lugar mucho más convencional, como es justo debajo del cañón.
Por lo demás, el SVT-40 y el SVT-38 compartían prácticamente las mismas características. En este sentido, se trata de un fusil semiautomático accionado por toma de gases y preparado para disparar cartuchos del calibre 7,62x54R. Respecto a la munición, cabe destacar que el SVT-40 podía alimentarse tanto con un cargador extraíble con capacidad para diez cartuchos, como con los tradicionales clips o peines utilizados en el Mosin Nagant 1891/30. En este último caso, en los clips podían acoplarse hasta cinco cartuchos y la carga del fusil se ejecutaba por la parte superior de la recámara.

 
 Sniper

Durante la Segunda Guerra Mundial el Ejército de la Unión Soviética adopto el fusil Tokarev SVT-40  como arma oficial.La historia que acompaña a este fusil no deja de ser un poco contradictoria:mientras que por un lado era muy valorado por las tropas del Eje,nunca gozo,sin embargo, de mucho aprecio por parte de los soldados soviéticos, conviertiéndose en una pieza muy codiciada  entre las huestes germanas, quienes veían en el SVT-40 un fusil muy superior a los primeros semiautomáticos alemanes (sobre todo, comparado con el G41). De hecho, el Ejército Alemán llegó a renumerar a los SVT-40 capturados al enemigo soviético, e incluso se atrevió a editar un manual de mantenimiento en idioma alemán. Algo parecido sucedió con las tropas finlandesas, cuyos soldados también se convirtieron en usuarios habituales de este fusil semiautomático.
Sin embargo, mientras los enemigos de la URSS elogiaban al SVT-40, los propios militares soviéticos no terminaban de estar muy contentos con esta arma. La mayoría de historiadores consideran que este relativo desprecio al SVT-40 por parte de los soldados rusos no era problema del propio fusil, sino que más bien se debía a la escasa formación y el deficiente entrenamiento de las tropas soviéticas. En todo caso, lo cierto es que en cuanto aparecieron las primeras unidades del PPSh-41 la mayoría de militares optaron por cambiar de arma y fueron dejando de lado al SVT-40.
El fusil concebido por Fedor Tokarev presenta un diseño equilibrado y una fiabilidad más que aceptable para un arma de guerra. Durante los cinco años que estuvo en fase de producción (1940-1945) se fabricaron más de un millón de unidades, principalmente en los arsenales de Tula, Ishevsk y Kovrov. El guardamanos y la culata del SVT-40 se componen de una única pieza y la mayoría de modelos iban equipados con una sencilla bayoneta. El sistema del seguro está compuesto por una pequeña palanca metálica que se esconde detrás del disparador, y que al desplegarse interrumpe e impide el recorrido del gatillo. Su sistema de miras está compuesto por una pequeña mira delantera de tipo circular y un alza tipo guión que ejerce de mira trasera.

 
 
 
 

Durante el período de guerra, de los arsenales soviéticos surgieron varias versiones distintas del SVT-40. Una de ellas, equipada con una mira telescópica, se destinó a los tiradores de elite del Ejército Rojo,no teniendo mucha aceptación,sabido que este tipo de tiradores prefieren el sistema de cerrojo. También se experimentó con una versión ametralladora en fuego automático, denominada AVT-40, y con un modelo más corto tipo carabina (el SKT-40), pero ninguno de estos derivados llegó a cuajar entre los miembros del ejército soviético.

Diferentes punzones de fábrica
SVT-40 Arsenal de Ishevsk

SVT-40 Arsenal de Tula
 STV-40 Arsenal de Kovrov

 STV-38 Arsenal de Tula

 SVT-40 Arsenal de Ishevsk remarcado por le Ejército Aleman


 SVT-40 Arsenal de Ishevsk remarcado por el Ejército Finlandes

Con la llegada de la denominada  Guerra Fría, algunos excedentes del SVT-40 se vendieron a países que estaban bajo la influencia comunista. Hoy en día, casi 70 años después de su nacimiento, el SVT-40 se ha convertido en un rifle de gran valor entre los coleccionistas de armas históricas. Además, también es un fusil muy buscado por cazadores y tiradores deportivos dado el bajo coste de su munición y la alta cadencia de fuego que ofrece.
En resumen, el SVT-40 se presenta en la actualidad como un pedazo de historia del siglo XX, un arma semiautomática que participó en las grandes batallas de la Segunda Guerra Mundial y que, junto al M1 Garand estadounidense, consiguió marcar un antes y un después en la evolución de los rifles semiautomáticos.

 

Serie SVT : SVT-38, SVT-40, AVT-40, y Carabina SVT-40


Características

Tipo:Semiautomático
Fecha producción:1940/1942 (STV 38 1939/40)
País de origen: URSS
Calibre: 7,62x54R
Cargador: Extraíble con capacidad para 10 cartuchos
Longitud total: 122 cm
Longitud del cañón: 61 cm
Peso: 3,9 kg (vacío)


Fuente:Armas.es

AHORRE TIEMPO Introduzca marca o modelo